20 de octubre de 2014

BOLSITAS DECORADAS

Hace tiempo compré bolsas de algodón para decorar. Este verano compré friselina, una especie de entretela adhesiva de doble cara. Hace un par de semanas compré snaps, que son como broches de plástico de colores. (Ya sé que estoy introduciendo muchos conceptos, jiji, friselina, snaps... espero que al final de este post tengáis claro que es cada cosa).
Como imaginaréis, tenía ganas de estrenarlo todo, pero no encontraba la ocasión. 
Finalmente, lo he estrenado todo en unas bolsitas que he preparado para que Elena y yo las llevemos a nuestras clases de flamenco con nuestra falda y nuestros zapatos. 

Evidentemente la bolsa de algodón es la base que he usado para decorar. He diseñado unas muñecas flamencas de fieltro, las he recortado y cosido y cuando ya las tenía preparadas, les he aplicado la friselina con la plancha, así la firselina se ha pegado a la muñequita. Después de esto, he quitado una de las capas de la friselina y he aplicado la muñequita sobre la bolsa de algodón nuevamente con la plancha (con lo que odio planchar...). Después he repasado la flamenquita cosiéndola a la bolsa (aunque ya estaba pegada). A continuación, he puesto detallitos como el collar de bolas de lunares. Y para acabar he puesto un snap a la bolsa para que pueda cerrarse.
Las muñecas son algo distintas, así voy viendo cómo me gustan más y como os gustan más a vosotros.
A ver qué os parece el resultado.




Si no me he explicado suficientemente bien y alguien quiere saber algo más de la friselina o los snaps, solo tiene que preguntarme.

¡Feliz semana! 

13 de octubre de 2014

MÁS CUADROS PARA NIÑAS

Los cuadros con hadas para las enanas se está convirtiendo en un clásico de los GURI-CUADROS. No hay niña a la que no le guste un hada y más aún si va vestida de rosa.
Ahí van dos nuevos ejemplos.
Como siempre os digo, aunque se parezcan mucho a otros GURI-CUADROS, nunca son iguales. Siempre hay algún detalle que diferencia a unos de otros.

Ánimo con esta nueva semana otoñal.

9 de octubre de 2014

¡¡¡¡GURITAS!!!!

Me encantan las GURITAS, ya lo sabéis. Y además me encanta que sean tan personalizadas. Reconozco que a veces tanta personalización me da muchos quebraderos de cabeza, pero siempre acaba mereciendo la pena, porque las GURITAS quedan monísimas y las dueñas, hasta donde yo sé, quedan encantadas.
La primera GURITA es una señora castaña, muy presumida y elegante. Por eso su vestido está decorado con encaje, lleva un brillantito en la cabeza, un collar y un bolsito muy "cuco".
La siguiente GURITA tiene el pelo castaño oscuro, largo y ondulado. Es estudiante y por eso lleva una carpetilla en la mano.
La última GURITA que os enseño hoy tiene melenita castaña clara. Es motera y por eso lleva el casco debajo del brazo. Además le gusta mucho el rojo.
Ya llega el fin de semana, ¡disfrutadlo!

6 de octubre de 2014

A QUÉ SABE LA LUNA OTRA VEZ

Ya os he hablado en más de una ocasión de los personajes de este cuento. Como sabéis, todos ellos se han convertido en GURI-IMANES, para alegría de los más pequeños.
Aunque ya los habéis visto, hoy quiero enseñaros la última tanda de estos GURITOS que he preparado, por dos motivos. En primer lugar, porque hay una novedad, y es que la luna es mucha más grandota que las anteriores, y en segundo lugar, porque Ester (conojosdecanica) me ha hecho unas fotos súper chulis y quiero que las veáis.




¡Feliz semana!





3 de octubre de 2014

GURITOS POR EL MUNDO 29. NORUEGA

Este verano nos hemos llevado a los GURITOS de ruta por Noruega (y algún sitio más, pero me lo guardo para otro post, porque sino este va a ser eterno).
Aunque la organización del viaje fue demasiado rápida y un poco desastrosa, el resultado final ha sido estupendo. Lo hemos pasado genial y hemos conocido muchos sitios bonitos. Para que lo comprobéis vosotros mismos, ahí va el resumen del viaje a través de un par de GURITOS viajeros.
Nuestro primer destino en Noruega fue Geiranger. Aunque no es el más visitado de los fiordos, el de Geiranger, es probablemente el fiordo más bonito según dicen las guías y los foros.
En las siguientes fotos se ve al GURITO con el fiordo de Geiranger de fondo.
 

 

Una excursión que nos gustó muchísimo fue la rutita hasta la cascada de Storseterfossen. Esta excursión la hicimos desde Geiranger y con pocas expectativas (ya que nuestro plan inicial era montar en helicóptero, pero no fue posible), pero resultó ser una ruta muy chula. La cascada nos encantó. Hay un camino preparado para que puedas pasar por detrás de la caída del agua.
 
En este viaje, el GURITO estaba muy empeñado en ver glaciares. En realidad lo que le hubiera gustado era hacer un trekking por la superficie de algún glaciar, pero desgraciadamente en septiembre ya hay muchos sitios cerrados y fue imposible. Por eso nos dedicamos a buscar lenguas de glaciares, y estas son las que encontramos:
Glaciar de Briksdals: para llegar a este glaciar hay que hacer un camino de unos 40 minutos bastante agradable, pasando por una cascada preciosa.
 
Glaciar de Kjenndal, para llegar al glaciar Kjenndal hay que ir por una carretera estrecha y muy bonita, de peaje. Lo más curioso es que el puesto de peaje es simplemente una hucha puesta en mitad de la carretera. Te paras, echas tu monedita y adelante (igualito que aquí, eh...).
 
Por último, vimos el glaciar de Bøyabreen,
Después de los glaciares tocaba otra vez ver fiordos. El fiordo que viene a continuación es el fiordo de los sueños (Sognefyord), que recorre unos de los tramos más estrechos de los fiordos Noruegos: Aunque es uno de los más famosos, para mí el de Geiranger resultó ser más bonito. Aún así, merece la pena verlo, claro está.
 
El GURITO y nosotros también quisimos montarnos en el Tren de Flam. Es famosísimo y recibe a mogollón de turistas porque es un tren muy empinado y el recorrido tiene muchas curvas. Tengo que reconocer que a mí me supo a poco, la verdad... 

Nuestro siguiente destino fue Bergen, una bonita ciudad costera. Se trata de la segunda ciudad más importante de Noruega. Resulta curioso porque a nosotros nos pareció bastante pequeña.
En Bergen hay muchos sitios bonitos que ver, así que ahí van.
En primer lugar el GURITO nos muestra las vistas de la ciudad desde el monte Fløien al que se llega con el funicular Fløibanen.
Nosotros subimos con el funicular y bajamos dando un paseo. El paseo de bajada es muy chulo, primero atraviesas un bosque y luego un barrio lleno de casitas preciosas.
Acabamos la bajada en Bryggen, el antiguo muelle hanseático. En este sitio, que forma parte de la Lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, se encuentran los restos de los antiguos edificios del puerto. 
Al día siguiente, tras un gran madrugón, fuimos a Stavanger, la tercera ciudad más importante de Noruega. Si Bergen nos pareció pequeña, ni os cuento como es Stavanger. Eso sí, monísima.

El objetivo principal de ir a Stavanger era ir a Preikestolen, la Roca del Púlpito, el mirador  más famoso de Noruega sin duda En el 2011 Preikestolen fue catalogado por CNN Go y Lonely Planet como el mirador más espectacular del mundo. El viaje fue largo, pero mereció la pena (tuvimos que salir de Bergen a las 4 de la mañana, jiji).
Desde Stavanger hay que coger un ferry (como no...) para ir a Tau. Allí se coge un autobús que te acerca al lugar donde empieza el ascenso hacia Preikestolen. Hay un camino de unas 2 horas. No es un camino fácil, porque tiene muchas piedras y bastante pendiente, pero no se hace mal. Y cuando llegas arriba alucinas (por lo menos, nosotros alucinamos).
Desde allí las vistas del fiordo de Lysefjord son impresionantes.

Nuestro último destino en Noruega fue Oslo. A partir de ahora, veréis un cambio de GURITO. Imagináis bien, otro GURITO perdido por el mundo...
Aunque mucha gente nos había dicho que no merecía la pena, a nosotros nos pareció una ciudad agradable (hasta que se puso a llover a cántaros...).
De Oslo destaco los siguientes lugares:
El Centro del Premio Nobel de la Paz, donde se entrega este premio, que es el único de los nobel que no se entrega en Estocolmo.
La fortaleza de Akershus, una edificación militar de más de 700 años.
La ópera es un edificio innovador y moderno. Se puede andar por su tejado.
El Parque Vigeland es un auténtico museo al aire libre. Su nombre se debe a que está decorado con esculturas de Gustav Vigeland. Concretamente, hay 212 esculturas, todas construidas en granito y bronce y todas ellas reflejan personas en situaciones de la vida diaria, pero desnuditos: padres e hijos jugando, madres abrazando a sus nenes, abueletes, niños jugando...
 
La del niño enfadado es de las que más gusta y por eso se ha convertido en un símbolo de este parque (la verdad es que es muy graciosa).
 
Del Palacio Real de Oslo no tengo mucho que decir, es el típico Palacio Real... Lo bueno fue que pillamos el cambio de guardia y eso me pareció bastante gracioso... No comprendo a qué se debe tanta ceremoniedad y por eso me resulta divertido.


El último día llovía a mares, así que decidimos pasarnos por la Galería Nacional y ver en directo El grito de Munch.
Como veis, a pesar de las prisas y la poca organización, este ha sido un viaje estupendo, en el que lo hemos pasado genial.